La Diana

En uno de los más estrambóticos spots para un restaurant (En un ex-convento y con conexión a los icónicos Juegos Diana) esta nueva versión del concepto de restaurant itinerante -evolucionando desde La Jardín- es de seguro un must de la capital.

IMG_3357

Llegamos a La Diana un viernes en la noche, con el local lleno y aunque estábamos un poco atrasados con la hora de nuestra reserva, nos pudieron dar una linda mesa, encasillada en un rincón hexagonal con una gran ventana que daba a la terraza. Y es que la decoración de La Diana, ya le hace el 50% de su encanto. Con miles de detalles que van desde una escalera de muletas antiguas, hasta una “lámpara de lágrimas” hecha completamente de botellas de vidrio. Cada detalle, te invita a encontrar otra rareza escondida en esta gran casa de antigüedades kitsch.

fullsizerender-5

En esta ocasión pedimos para compartir una abundante jarra de Sangría ($6800) y dos pizzas grandes: La Caupolicán ($6.200), con carne mechada, palta y queso azul y la Sacramentinos; Camarones, Ostión y Pulpo al ajillo ($6900). Perfecto para compartir entre tres, y bastante económico para una cena con alcohol ($6.600 p/p). Además, nos tentamos con la merluza austral con gnocchis de betarraga ($7.600), un plato muy suave, que encanta a los de gusto más soso, pero deja que desear para los acostumbrados al sazón.

img_7517
Pizza Sacramentinos ($6.900)

Para los postres, los skinny bitches de mis amigos, no quisieron probarlos. Pero de seguro volveré por esa tarta de queso roquefort con salsa de berries… ñam.

Teléfono: 02 2632 8823
Horario: LU-ju: 13 a 12:30, Vie-sab: 13 a 1:30, DOM: 13 a 23:00

ic_d-04

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *